Re-crearte: las 3 preguntas clave que necesitas.

¿Has tenido alguna vez el deseo de volver atrás en el tiempo, para cambiar una actitud o reacción frente un acontecimiento? Por suerte, la vida no permite ensayos, y gracias a ello tenemos esa capacidad de aprender de nuestros errores y mejorar infinitamente.

Una de las herramientas que facilita esa toma de conciencia antes de actuar, es hoy en día la más solicitada en el entorno laboral. Aprender a ser observadores de nosotros mismos, nos ayuda a tomar decisiones acertadas en la vida y sobretodo a no precipitarnos en situaciones de estrés.

¿Te apetece autogestionar tus emociones?  tal vez te suene más si te digo, inteligencia emocional.

¡Empecemos!

Imagínate que estás en un concierto de tu grupo o artista favorito, la música te embriaga y te transmite emociones fabulosas, o tal vez estás en el cine absorto, disfrutando de una película estupenda, o tal vez embelesado por la contemplación de un paisaje o practicando una de tus actividades favoritas, sea cual sea tu elección, estás disfrutando de la experiencia….

¿Qué sucede en ese momento? Párate un momento y acompáñame en las siguientes preguntas:

¿Qué piensas, qué imágenes te vienen a la mente?

¿Qué sientes en esos momentos? ¿Cómo está tu cuerpo? ¿Qué emociones se reflejan en él?

¿Qué haces durante ese tiempo? ¿Necesitas hacer algo más?

Identifica estas cuestiones al mismo tiempo que piensas…¿Te has preparado para ello o has entrado en la experiencia sin más?

recrearteTe propongo que la próxima vez que puedas preveer una situación así, te generes un punto de partida, un set-up o coloque para disfrutar de ello y hacer la experiencia más enriquecedora.

Esto no tiene que ver con expectativas, al contrario. Se trata de que generes el mejor estado previo para integrar lo que puedas y disfrutar al máximo.

No esperes un resultado que inevitablemente luego se transformará en un juicio de si ha cumplido tus expectativas o no. Valora esa experiencia como un momento único, como lo que es.

Piensa ahora, como esta estrategia de trabajar el coloque previo a una actividad, puede ser de gran utilidad en el entorno laboral. Por ejemplo, antes de tener una reunión, plantéate esto:

¿Estoy esperando algún resultado previo? ¿Tengo expectativas que luego van a influir en la interpretación de lo que suceda? ¿De que manera puedo estar atento a dar un buen feedback, a escuchar de forma activa, a comunicar de la forma mas útil posible?

Lo mismo antes de hablar en público, de dirigirte a tus alumnos, de realizar una entrevista…

Se trata de desarrollar en voz baja y entre dientes estas tres preguntas clave. De aprender a mascullar, previo a la experiencia. Acostúmbrate a auto-observarte antes de la situación y no entrar en ella de cualquier manera, sin una reflexión previa que te permita ser mejor líder de ti mismo, y por lo tanto de los demás.

Créeme, la diferencia es enorme! Tomar consciencia del estado que queremos generar, identificando cuales son los pensamientos, emociones y actitudes en los momentos donde damos lo mejor de nosotros mismos. Y date cuenta de que estás incluyendo estos tres ámbitos, no como algunas disciplinas que solo incluyen o atienden a uno de ellos. El hecho de acostumbrarte de manera automática a hacer esta revisión previa de la situación, hará que no entres de forma ineficaz en acción, sino que crees tu actitud previa.

Así que, antes de una situación como las que te he planteado, incluso ante un evento que no esperabas, plantéate:

¿Qué es lo mejor que puedo pensar?

¿Qué es lo mejor que puedo sentir?

¿Qué es lo mejor que puedo hacer?

¡Ya me contarás!

¿Quieres conocer más técnicas que operan en nuestra mente?

Como mentalista, practicante de hipnosis comunicacional y dentro del área del liderazgo en las empresas, comprender el funcionamiento de la mente es mi pasión. Generar bienestar,  potenciar la motivación y la conducta de las personas, no tiene precio. ¿En qué te puedo ayudar?

Si te ha gustado comparte: Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail
Recent Posts

Leave a Comment